• Miguel Ángel Mancera Espinosa

Entrega de dos mil 44 escrituras

Entrega de dos mil 44 escrituras

Fecha: 05 de abril 2016.

 

Tema: Entrega de dos mil 44 escrituras.

Lugar: Explanada de la delegación Iztacalco.

 

Muy buen día, buen día a todas y todos ustedes. Me da mucho gusto saludar a todas las familias que nos acompañan el día de hoy.

Agradecer a la delegación Iztacalco, agradecer a Carlos Estrada, a todo su equipo de trabajo, muchas gracias por todas las facilidades, por toda la logística y por apoyar también a la gente de Iztacalco que se ve beneficiada también con estos programas.

Gracias también a los notarios, a la presidenta del Colegio de Notarios; al notario que nos acompaña el día de hoy. A ellos mi reconocimiento porque ellos trabajan muy fuerte para poder entregar esas escrituras, se merecen un fuerte aplauso tanto la presidenta como el notario (inaudible), que nos acompaña, muchas gracias.

Y vamos a trabajar más fuerte, ya estamos haciendo un compromiso para despejar algunos trámites legales, a fin de que tengamos un alcance mayor.

Miren, acabo de entregar escrituras y uno de los casos tuvo 20 años de espera para entregarle sus documentos, 20 años esperando por sus escrituras.

No sé cuántos anden por acá más o menos de esa –30 tienes tú y ahora sí que quién da más, ¿alguien más de 30? Pues nada más con 30 años ya se llevó el premio—. Imagínense esperar 30 años por las escrituras, es toda una vida, es todo un cambio de generación.

Nosotros tenemos que ser mucho más ágiles y mucho más efectivos en este trabajo. Hoy estamos aquí para poder realizar este testimonio, esta constancia de entrega de escrituras que platiqué y que además tengo de testigos de calidad a mis amigos y amigas de los medios de comunicación, a todos los integrantes de la fuente de gobierno de que íbamos a entregar pronto estas escrituras, dos mil 44 escrituras el día de hoy aquí en Iztacalco.

Dos mil 44 se los prometimos y se las entregamos. Además estamos llevando a cabo la Jornada Notarial, esta Jornada Notarial va a permitir que muchas de las familias de la Ciudad de México puedan realizar sus trámites, puedan tener sus testamentos, puedan llevar a cabo sus sucesiones de manera jurídica legal, que tanga ya su documentación en mano.

Es una jornada que se lleva a cabo en la Ciudad de México, aquí es donde tenemos este programa y es uno de los más amplios de todo el país, si no es que el más amplio de todo el país.

Y vamos a seguir trabajando así, por eso acabamos de dar una condonación de agua, pregunten si están ustedes o amigos de ustedes, o familiares de ustedes en estas colonias que condonamos el 100 por ciento de adeudo de agua, 100 por ciento borrado se llama “Borrón y Cuenta Nueva” para ustedes, para todas esas colonias que lo necesitaban.

Borramos desde 2010 hasta 2015 todo el adeudo ya, ya no hay adeudo ahí, nada más pagamos 2016 y acabamos ya con esa cuenta, de atrás ya nada; “Borrón y Cuenta Nueva” se llama este programa y es para ustedes.

Acá en la Ciudad de México estamos cuidando que tus ingresos, que los recursos que tienes, te sirvan para ti, para tu familia. Por eso seguimos luchando por el salario mínimo, en eso no nos vamos a detener, ya dimos el primer paso y avanzamos.

Miren, nos dijeron: “No va a pasar lo del salario mínimo” y qué, ¿sí pasó o no pasó?

Sí pasó y vamos a seguir trabajando todavía, para que se eleve el salario de los que menos ganan.

Nos dijeron que no íbamos a lograr la Reforma Política de la Cuidad de México, y hoy ya tenemos esta Reforma Política que va a traer más recursos a la ciudad; que va a traer más beneficios a tus hijas, a tus hijos, a tu familia, para que puedas vivir mejor.

Y ahora, ahora tenemos otro reto, que es el reto de la movilidad, y nos dicen que no se va a poder, si se va a poder, van a ver cómo si se va a poder y vamos a cambiar en este reto de movilidad.

Vamos a ayudar ahora a nuestros amigos, al gremio de los taxistas. Vamos a buscar que esté bien este gremio y que tenga vehículos modernos, que no contaminen.

Si se puede, si se va a poder. Porque vamos a encontrar la forma de financiamiento. No se desanimen, van a ver que sí se va a poder.

Y hoy quiero darles otra noticia también, para que me ayuden ustedes a compartirla con sus familiares, con sus amigos, con sus amigas, para que también el jefe delegacional, para que Carlos nos ayude a decirlo en la comunidad, en sus intervenciones, porque tenemos el reto en este año.

Ustedes saben que hubo recortes financieros y que muchas entidades del país han tenido este recorte en sus ingresos, en su dinero. Es como cuando te dicen: “Pues, te vamos a recortar el sueldo”, ¿no? Y si ganabas 10 ahora vas a ganar siete, así le pasó a la Ciudad de México, nos recortaron los ingresos.

Y entonces, que hicimos en la cuidad; vimos dónde se requería la fuerza, dónde había que impulsar a la ciudadanía, dónde teníamos que apoyar. Y el año pasado entregamos más o menos unas dos mil 700 viviendas a toda la gente que la necesita.

Y entregamos un número muy importante también de escrituras como hoy estas dos mil, el año pasado anduvimos llegando por ahí de seis mil, siete mil, más o menos.

Bueno, ¿cuántas creen que vamos a tener este año? Ahí les va. Primero me decía ahora Raymundo: “Este año vamos a construir tres mil viviendas”.

Y el año pasado dos mil 700, este año tres mil. Y le decía yo a Raymundo: “No, vamos por cuatro mil viviendas.

¿Qué les parece? Mejor, cuatro mil viviendas para toda la gente que la necesita, viviendas del INVI en la Ciudad de México. No los vamos a mandar allá a dos horas de distancia.

No vamos a mandar a la gente a que transborde cuatro veces para llegar a su casa, aquí en su capital, en su ciudad, aquí vamos a hacer estas cuatro mil en este año, con los mismos recursos, porque vamos a hacer los ajustes y lo vamos a hacer, ¿no, Raymundo?

Cuatro mil este año, las vamos a entregar y van, por supuesto, con sus escrituras.

Porque además ya saben ustedes que nosotros en la Ciudad de México, a quién le damos esa vivienda, ¿ya saben? Se la damos a las comunidades indígenas. O, ¿no?

Aquí está el testimonio, que por ciento eso último que nos dijo nuestra compañera, ya nos lo repartimos el jefe delegacional y yo, porque la última parte no entendimos y ya le dije: “La mitad tú y la mitad yo”, para que quedemos mitad y mitad.

Bueno, les entregamos vivienda a los adultos mayores. O, ¿no es cierto? A los adultos mayores en donde ya no dan crédito a ellos y a ellas también les entregamos vivienda.

Y le entregamos vivienda también a los jóvenes que requieren de una oportunidad, que se van a casar o que se van a juntar o lo que sea, también los jóvenes necesitan oportunidad.

Y luego, a la parte que más cuida esta ciudad, ¿quiénes son?, ¿a quién cuida más la ciudad?, pues a las mujeres, claro; a las mujeres les damos vivienda, a las jefas de familia, a las mujeres que no están solas porque aquí nosotros las cuidamos.

Y ese es el compromiso también para que se oiga bien con los hombres que están, que hay que cuidar a las mujeres en todos los lugares, en el transporte, en la ciudad.

Recuerden que el crédito del INVI, es el crédito más noble. Y cuando ustedes acaban de pagar esos créditos pueden solicitar otra vez un crédito con nosotros y no se requiere aval y no se requiere acreditar nada, más que tener el deseo de conseguir el crédito. Acérquense con nosotros y nosotros vamos a ayudarlos.

Vamos a trabajar con el Colegio de Notarios, vamos a trabajar con los jefes delegacionales y vamos a trabajar por sus familias, con sus familias.

Y –bueno— no me quiero ir. Quiero hacer un anuncio. Además del anuncio de vivienda, antes de despedirme quiero hacer otro anuncio rápido, que este lo estamos trabajando en toda la ciudad, pero quiero que lo conozcan y que lo platiquen si es que ya lo conocen con sus amigos, con sus amigas, con su comadre, con su señora, con la novia; con las novias o con los novios. Platíquenlo con todos ellos o con todas ellas.

Esto que tenemos acá lo estamos trabajando en la Ciudad de México y se llama “Alerta Social”. ¿Qué significa y para qué es? Significa que si eres un adulto mayor y de repente tienes algunos problemas de memoria, se te olvida, porque sucede, no les estoy hablando de algo que no suceda, sí sucede, se les olvida cómo llegar a su casa, se nos puede olvidar un día cómo regresar a la casa.

Con esto, aquí atrás hay un número y si marcan ese número, nosotros sabemos quién es, a quién hay que buscar, dónde vive, dónde lo llevamos luego, luego; dónde la llevamos, dónde podemos contactar a sus familiares.

Es con esto nada más y es gratis. Nada más necesitan inscribirse.

Y luego qué pasa con las personas que sufren desmayos, alguien que se me desmaye en la vía pública y llegan los equipos de emergencia y no saben cómo ayudarlo, con esto ya sabemos. Si es diabético, si tiene epilepsia, si toma algún medicamento especial.

A quién hay que avisarle; no solo para adultos mayores, también para jóvenes, también para personas con discapacidad, para todo mundo.

Y a los jóvenes les gusta además porque (la placa) parece como militar, ¿no? Ya ven que luego está de moda esto, nosotros se los regalamos, pero es un trabajo social.

Ayúdenme con esto, entre más gente sepamos quién es y cómo lo ayudamos, más efectivos vamos a ser. Quien lo quiera, que se acerque con nosotros y nosotros los vamos a inscribir, así que no perdamos ritmo.

Vamos a seguir trabajando por ustedes, vamos a seguir apoyando a las familias, vamos a seguirlos cuidando de todo lo que se pueda presentar en la Ciudad de México.

Hoy quiero agradecerles su presencia. ¿Dónde están sus escrituras?, ¿ya los tienen todos?, –ahí para mis amigos y amigas de los medios de comunicación—, regálenme una fotografía, súbanse para acá, vean todas las escrituras de la gente de la Ciudad de México que hoy nos acompañó. Si tienen FaceTime, si tienen Periscope también se vale, que se vean todas sus escrituras arriba; ahí están entregadas, tarea cumplida, no nos detenemos, vamos por más. Muchas gracias, agracias, agracias a todos, nos vemos pronto, que la pasen muy bien.

Leave a Reply

4 + 3 =