• Miguel Ángel Mancera Espinosa

HOY NO CIRCULA

HOY NO CIRCULA

Impacta positivamente la modificación temporal al Programa Hoy No Circula.

Desde que se estableció la modificación temporal del Programa Hoy No Circula (HNC), se ha percibido una reducción paulatina en los impactos negativos de los contaminantes, principalmente en el índice de calidad del aire por zonas, manteniéndose bajo los estándares de bueno y regular en la mayoría de los casos, de acuerdo con cifras continuas de la Dirección de Monitoreo Atmosférico.

Actualmente, al entrar en funcionamiento la modificación del HNC, se ha contribuido a reducir el ausentismo escolar ya que colabora en la prevención del 41% de las enfermedades respiratorias agudas, que afectan principalmente a niños en educación básica.

Asimismo, a largo plazo este programa favorece la disminución de:

  • 4% de las muertes prematuras por aire contaminado,
  • 6% la muerte por cáncer de pulmón; y previene
  • 1,455 muertes por infarto prematuro.

Otro de los resultados positivos que provoca el HNC, es el uso racional de los vehículos privados entre los automovilistas, ya que el 25% de los automotores dejan de circular un día a la semana de lunes a sábado.

Y es que, al tener 5.3 millones de vehículos activos, el 87% de las emisiones de gases contaminantes, proviene de los automóviles que están en circulación.

Es importante destacar que después de 14 años, se determinó activar la Fase 1 de contingencia ambiental por ozono, debido a que el índice de la calidad del aire alcanzó los 203 puntos en la delegación Cuajimalpa.

De hecho, el objetivo primordial del HNC es instaurar medidas hacia la circulación de vehículos con el fin de prevenir, reducir y mantener bajo control la emisión de contaminantes que provienen de toda fuente móvil que circule en la Ciudad de México, con miras a evitarlos, y encontrar alternativas que permitan mejorar la calidad del aire que respiran los habitantes de la Ciudad de México y la zona conurbada.

Esta medida se recrudeció debido a los altos índices de ozono que se generaron el 14 de marzo del año en curso y que se prolongó hasta el día 17, factores que condujeron a establecer la precontingencia desde el día 12 de ese mes, con la finalidad de proteger la salud de la población, así como de mejorar la calidad del aire de la Zona Metropolitana del Valle de México.

De acuerdo con la Comisión Ambiental de la Megalópoli (CAME), esta medida tiene vigencia del 5 de abril al 30 de junio de 2016.