• Miguel Ángel Mancera Espinosa

Preguntas y respuestas Conferencia Internacional “El Estado del Arte del Salario Mínimo”

Preguntas y respuestas Conferencia Internacional “El Estado del Arte del Salario Mínimo”

Fecha: 28 SEPTIEMBRE DE 2016

Lugar: Museo Tamayo de la Ciudad de México

P: Bueno, primero la pregunta respecto a los sindicatos y las negociaciones con los sindicatos, ¿cómo hacer para que este aumento sea parejo para todos y no genere un efecto perverso al negociar con los sindicatos?

La segunda sería: la Ciudad de México es vanguardia en la lucha contra la desigualdad social, ¿cuáles son los puntos que propone a futuro para seguir luchando por la recuperación del salario mínimo? y ¿qué otras acciones pondría en la escena nacional en conjunto para recuperarlo?

Y, por último, de esta ronda, ¿qué elementos podemos emplear para poder ser escuchados a nivel nacional y para que esto se aleje del discurso y se implemente en la realidad?

R: Bueno, primero el tema de los sindicatos, por eso hablábamos de desvincular, de desvincular el salario mínimo precisamente de esta referencia. O sea, yo realmente no veo lo que dice Marco —con todo cariño y todo respeto, pero no veo la afectación, porque además todos los escenarios ya se han analizado—, no veo los otros indicadores, no sé qué tenga que ver la inversión extranjera directa con el salario mínimo, pero aquí lo que diría yo es que tenemos siete millones de personas que están padeciendo de esta problemática y lo que tenemos que hacer es dar el paso, cumplir con el mandato constitucional y desvincular. O sea, tu negociación sindical no tiene que estar casada con la negociación del salario mínimo; el salario mínimo debe tener y cumplir con su función.

La gran mayoría de los empresarios te dicen: “mira, yo no tengo ni siquiera trabajadores de salario mínimo” qué bueno, está muy bien, eso es óptimo. Pero los que sí tienen, los que sí existen son los que van a tener este beneficio.

El problema es que nosotros como país nos hemos dado, nos hemos autoreferenciado, es decir, con los indicadores de CONEVAL, no vas a dejar de tener siete millones de pobres porque esos siete millones de personas están ganando menos de la línea de pobreza alimentaria.

Entonces, cada año esos siete millones van a estar ahí constantes, mientras no aumentes esa salario mínimo. Al momento que aumentes ese salario mínimo, ese referente incluso va a impulsar tus propios indicadores, si no me parece como un autogol.

Luego, qué más va a hacer la Ciudad de México, yo creo que la Ciudad de México tiene que seguir impulsando pues el modelo que tiene. Es una ciudad global, es una ciudad que no puedes comparar más que con las ciudades globales. Como ciudad global, la Ciudad de México lo que tiene que impulsar es ir rompiendo la profunda desigualdad que se creó aquí. Aquí puedes encontrar la mayor fortuna y la mayor pobreza.

Entonces, romper estas inercias es lo que se está buscando ¿a través de qué?, hoy a través de incentivar la economía creativa, la economía productiva, la economía de la propia ciudad en los sectores en donde se habían dejado inercialmente que no funcionaran.

Es decir, hoy sabemos cuáles son nuestros motores principales: el motor de los servicios, el motor de la construcción, el motor —ahora que está impulsando con un 10 por ciento, que nos ilustró el economista Piedras— de la economía creativa.

Esos motores están ahí y hay que ir a buscar los otros motores también. Y obviamente, avanzar con la parte económica. Crear una ciudad mucho menos desigual. Entonces, esto lo vamos a seguir impulsado. Y, ¿cómo se puede participar?, ¿cómo se puede hacer? Pues insistiendo. O sea, entrando a estos debates, como bien decía Marco; entrando a la discusión como lo está haciendo Guadalajara, alzando la voz desde Guadalajara; políticas públicas que está implementando Enrique Alfaro en Guadalajara y que están demostrando que sí pueden generar riqueza también y que sí pueden generar mejores condiciones económicas.

Nosotros vamos a seguir buscando que se sumen voces, pero veo un ambiente propicio con los empresarios, yo creo que sí se va a dar, yo creo. Sí estoy también consiente que se está esperando el resultado de la elección en Estados Unidos, como lo había yo comentado, pero después de eso ya no habría ningún pretexto.

Estuvo a punto de darse, todos lo vimos, todos supimos, mediáticamente incluso trascendió y no fue porque se argumentó que había un momento de inestabilidad económica, eso siempre va haber. Inestabilidad económica, pues históricamente si lo revisamos, entonces pues nunca va a subir el salario mínimo.

P: Preguntan también, además de esta pregunta sobre la Política Social, si en la Constitución —usted que dice que no debe de incluirse todo en la Constitución—, ¿se podría incluir el derecho al salario suficiente?

R: Sí, de hecho, está propuesto así como tal como salario suficiente. Yo creo que sí. Y como decía hace rato Enrique, pues cumplir con lo que está ahí mandatado yo veo esa parte de obvia realización. Si es la pregunta hacia la Constitución de la Ciudad de México está previsto, está planteado. El equipo económico que ahí estuvo haciendo las consideraciones, tuvo el cuidado, y nosotros revisamos que estuviera también, el planteamiento de salario mínimo suficiente.

Y respecto de las Políticas Sociales, simplemente yo estoy de acuerdo habrá que tener el tema de la transparencia que es fundamental y coincido totalmente con eso; y la medición de indicadores. El problema que hemos tenido con los problemas sociales es la duplicidad creo yo, se han duplicado y se han hecho muchísimos.

Entonces, hoy estamos compitiendo con la federación en la Ciudad de México con el asunto de Adultos Mayores. Nosotros tenemos un Programa de Adultos Mayores y la Federación tiene otro Programa de Adultos Mayores, entonces hemos insistido en que nos pongamos de acuerdo porque nos puede ayudar mucho más, por ejemplo, que hiciéramos un programa de captación de agua de lluvia en ese mismo esquema de apoyo social.

Yo creo que ahí habría que estar absolutamente claros, cuales son los que están siendo efectivos, qué indicadores nos marcan que son necesarios. Entonces, eficiencia, eficacia, transparencia y medición para poder evaluar, yo creo que sería ahí lo que tendríamos en los Programas Sociales.

P: Aquí se habla de la CONASAMI. La CONASAMI no solo es arcaica, sino que también ha sido omisa y opaca al responder sobre el estudio que se hizo por recursos públicos, ¿qué modelo institucional podrían proponer ustedes para reformar a la CONASAMI?

R: Bueno, en el estudio que tenemos nosotros, en la propuesta original hablábamos de un instituto. Hablábamos de crear un instituto en donde estuvieran los expertos y donde se analizará precisamente a la luz de esto, no en una reunión meramente de intereses establecidos, sino desde el punto de vista académico, técnico, jurídico, de prospectiva, con todos esto elementos, me parece que se podría hacer un instituto y podría ser bastante efectivo que es lo que nos está haciendo falta.

O sea, coincidimos en que se puede aumentar el Salario Mínimo, coincidimos que están las condiciones dadas, están los impulsos, se están impulsando los gobiernos y este Órgano, que será el encargado de estar revisando esta Política Salaria, pues debe ser también un Órgano moderno.

P: Estamos ya casi al final del tiempo. Si pudieran, por favor, dar un mensaje sobre cuál sería su compromiso personal y de gobierno con la mejora de calidad de vida de los ciudadanos y con el aumento del salario mínimo.

R: El compromiso de la Ciudad de México es seguir apoyando esta lucha.

Nosotros vamos a seguir buscando aliados, vamos a seguir hablando con la gente para explicarles exactamente cómo está esta problemática; observando los movimientos de los indicadores económicos para seguir incidiendo ahí mismo en cada una de estas coyunturas; insistiendo con el gobierno federal; hablando con los empresarios también, con las fuerzas sindicales, y mejorando desde nuestro propio entorno lo que nosotros podemos cambiar sin esperar a que se cambie desde lo exógeno.

Entonces, esto lo vamos a seguir haciendo. Vamos a seguir hablando con los académicos, con los estudiantes—que también es muy importante nutrirlos de toda esta fuerza del debate—; y me parece, lo reitero, que se va a dar, este cambio se va a dar porque México ya no aguanta con este estancamiento del salario mínimo, es una necesidad económica ya apremiante.

Y la verdad yo también quiero felicitar a los organizadores; agradecer a Marco Antonio Mena, Enrique Alfaro por la oportunidad de compartir con ellos estas ideas.

Y, bueno, pues felicitar también que siga en el debate, que siga en el debate, como dice Enrique, que siga en la punta de la lanza esta puya de que se tiene que cambiar el salario mínimo por el bien de millones y millones de personas que lo padecen. Muchas gracias.

Leave a Reply

3 + 2 =